• La SEPEAP fomenta la salud y seguridad de la ciudadanía a través de la formación sobre RCP en los niños

  • Málaga, 25 de octubre de 2018. Un total de 250 escolares de Málaga se han dado cita hoy en el Palacio de Congresos de Málaga donde han aprendido a realizar la reanimación cardiopulmonar (RCP), en una iniciativa surgida de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) que celebra su 32 congreso y que en todas sus ediciones fomenta la enseñanza de la RCP entre los niños en un taller dirigido por el Dr. Ignacio Manrique Martínez miembro de esta sociedad y presidente del Grupo Español de RCP Pediátrica y Neonatal.

    La iniciativa va ligada también a la ampliación de la red de desfibriladores en Málaga y al incremento de la formación sobre su uso, dentro del Plan Municipal Málaga Ciudad Saludable aprobado por el Ayuntamiento de la ciudad en 2016. El objetivo es que la ciudad esté “cardioprotegida” y alcance los 15 desfibriladores (DESA) por cada 10.000 habitantes que se dan en otras ciudades europeas, cifra que supera ampliamente los dos que había de media en España por cada 10.000 habitantes el pasado año.

    La SEPEAP incide en la importancia de formar a los niños en RCP fomentando así la salud y seguridad de la ciudadanía desde la escuela y sensibilizando desde los primeros años sobre una patología, la parada cardíaca. En España se producen unas 52.300 paradas cardíacas al año, 22.300 en los hospitales y 30.000 en el entorno comunitario, pero menos de la mitad recibe tratamiento y en menos del 10% se aplican con éxito técnicas de resucitación . En 2017 se produjeron en España un total de 4.813 fallecimientos como consecuencia de una parada cardíaca, cifras que contrastan con las 1.725 muertes sucedidas por accidentes de tráfico.

  • Málaga es una de las ciudades españolas más concienciadas con esta cuestión. En nuestro país el uso de los DESA ha quedado en manos de las Comunidades Autónomas y solo son obligatorios en siete: Andalucía, País Vasco, Madrid, Asturias, Canarias, Cataluña y Comunidad Valenciana. Sin embargo, en los últimos dos años el número de equipos se ha duplicado gracias a las nuevas normativas en algunas Comunidades como Andalucía y a las campañas de concienciación.

    La parada cardíaca se subestima a menudo. Las posibilidades de sobrevivir si tiene lugar en la calle oscilan entre el 5 y el 10%, mientras que en Estados Unidos el porcentaje se eleva hasta el 50% gracias a la presencia masiva de desfibriladores semiautomáticos. Es por ello que la reanimación en los primeros momentos es fundamental, ya que por cada minuto que pasa las posibilidades de sobrevivir disminuyen un 10%.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.